La leyenda de la bruja de San Bernardo

 

la-leyenda-de-la-bruja-de-san-bernardo

Anteriormente, en 1602, el pueblo de San Bernardo era frecuentado por los viajeros del puerto de Santos, en el valle de Paraíba y muchos otros lugares de Brasil.

Cuenta la leyenda que una mujer de nombre Sallani Mustari vivió allí y todo el mundo decía que ella era una bruja, porque muchas personas desaparecieron cuando ella no estaba en su casa, y vieron extraño líquidos, potes con cosas anormales en los estantes de su casa. Pero principalmente, por el libro y el caldero.

Varias personas juraron que vieron más de una vez a niños de 8 años siendo descuartizados vivos y los pedazos de su cuerpo eran arrojados a la caldera, mientras que Sallani decía palabras en un idioma muy extraño y una risa fuerte y pesada.

En su pequeño “huerto”, habían plantas desconocidas que crecieron, muchas de ellas con aspecto y olor de frutas horribles. Hasta que un día la gente de allí, con tal brutalidad, decidió llamar la atención de los gobernantes y amenazó con enviar cartas a Portugal, pidiendo la detención o muerte de Sallani.

Todo ello llego a tener éxito, pues en el día 31/10/1605 llegó su muerte, en la plaza pública, con un colgante seguido por sacrificio y quema de su cuerpo junto con sus pertenencias. Las cenizas se arrojaron en su casa, y después todo fue quemado. Desde este día en adelante, los lugareños nunca tuvieron tranquilidad, siempre oían gritos y veían, como dicen, los espíritus y fantasmas e incluso la risa de la bruja, alta y escandalosa.

En el lugar de la casa fue construida una parada para viajeros, en donde siempre se producen apariciones y cosas extrañas relatadas por los viajeros que desconocen por completo la historia de la horrenda bruja.

Related posts:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *