La leyenda del asesino del Zodiaco

 

Era el año 1968, faltan pocos días antes de la Navidad, cuando una pareja no casada fue asesinado a tiros dentro de un coche, cerca del embalse de San Francisco. Este podría ser más que otro asesinato común de la época, pero en realidad representa el comienzo de una ola de crímenes que aterrorizaron a todo San Francisco, California a finales de la década de los años 60s y principio de los 70s.

El 4 de julio 1969 otra pareja fue atacada en un coche: Darlene Farrin murió en el acto, pero su novio, aunque gravemente herido, sobrevivió y pudo dar una descripción del asesino, un hombre alto, con ojos bien raros y musculoso, dijo el joven en mal estado. Otro hecho que le llamó la atención a las autoridades fue la similitud del ese caso con el que ocurriera en 1968 y las primeras víctima.

Después del crimen, el asesino que posteriormente se auto-denomino como Zodiaco, escribió la primera de una serie de cartas a la policía, que se identificó simplemente como “el asesino de dos adolescentes la Navidad pasada, y la chica del 4 Julio”.

leyenda del asesino del zodiaco

Poco después, otra pareja, pero de adolescente,s fue sorprendida por un encapuchado y armado saliendo de los bosques. Atado a un árbol, los dos fueron apuñalados varias veces. Sobreviviendo el chico, pero la niña no lo hizo. Una vez más el asesino escribió a la policía, un mensaje en clave que decía: “Me gusta matar gente (…) Es más divertido que la caza, porque el hombre es el animal más peligroso de todos.”

En una de sus cartas, el criminal se “identifica” y presentó lo que podría ser su “motivación”, “Mi nombre es Zodiaco. Mató a diez personas, y quiero seguir matando aún más. Su tercer crimen fue el asesinato de un taxista, después de lo cual, Zodiaco dijo que iba a dispar a los neumáticos de un autobús escolar y que luego mataría a los niños uno a uno a medida que salieran. También amenazó con hacer estallar un autobús y envió el plano de la bomba (el diagrama revela una bomba que es realmente funcional).

Con el testimonio de los sobrevivientes y de las características mostradas en los crímenes y las letras, se montó un boceto y un perfil psicológico del asesino: blanco con el pelo rojo y corto, gruesas gafas de marco negro, musculoso, atlético y bien vestido; hombre con el conocimiento de la química, bombas, historia, mitología y el ocultismo. En las películas de presupuesto que hicieron en sus cartas (como “El Fantasma de la Opera”), llegó a la conclusión de que también era un aficionado al cine.

A pesar de toda la movilización, Zodiaco nunca fue atrapado y su identidad sigue siendo un misterio al día de hoy. En su último mensaje dijo que estaba muy enfadado con la propagación de policía que estaban en su búsqueda, y que, por lo tanto, cambiaría los métodos utilizados para obtener “esclavos”, no más anunciar sus crímenes, que a partir de entonces parecería robos y accidentes, la policía nunca me atrapara, porque yo soy más inteligente que todos ellos.”

Sus crímenes aparentemente cesaron en julio de 1970, pero si, en su última carta, Zodiaco decían la verdad, sus delitos pueden estar ocurriendo hoy en día.

Related posts:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *