Leyenda de la cama que respira

 

leyenda-de-la-cama-que-respira

Una familia que acababa de mudarse a un nuevo apartamento, estaba arreglando los muebles de la casa, pero no había comprado la cama de su hija menor, cuyo nombre era Amanda. Al día siguiente, los padres de Amanda estaban comprando una cama para ella. Después de mucho buscar encontraron una pequeña tienda de muebles usados, Amanda gozó de una cama simple y bonita. Cuando llegó al apartamento, Amanda fue corriendo a donde su padre antes de tirarse a la cama de su habitación. Al día siguiente, Amanda se quejó a su padre diciendo que sentía como la respiración de alguien en la cama mientras dormía, pero sus padres no le creyeron a la niña, diciendo que era porque no se acostumbraba a la cama nueva. Quince días más tarde se quejó de nuevo Amanda de que aún sentía que la cama respiraba.

Entonces decidieron cambiarla por otra. Cuando llegaron a la tienda, en la tienda les dijeron que el vendedor había fallecido. Así que fueron asistidos por Marcelo, hermano del vendedor, que era un poco raro, pero sin sospechar nada de lo que esa cama guardaba como historia. Pero antes de irse, Marcelo le preguntó si se sentían algo extraño en la cama, Amanda dijo que se sentía como si hubiese alguien respirando en la cama. Marcelo se quedo en silencio al irse los clientes. Cuando salieron de la tienda, uno de los vecinos que se llamaba Anita,  pidió asistencia, y el padre de Amanda respondió que Marcelo se la podía dar.

Los vecinos que oyeron, se asustaron. Sin saber por qué los vecinos se asustaron así, el padre y Amanda se habían marchado a su casa. Cuando llegaron al apartamento, Bruno, el hermano mayor de Amanda, que estaba buscando en Internet sobre la historia de la cama que respira. Él encontró que quién estaba en la cama respirando era el espíritu de Marcelo, que murió asfixiada por su hermano (el vendedor). Al oír esto, Amanda comenzó a reír diciendo que un `fantasma` negocia allí. Una semana más tarde, el padre de Amanda volvió al lugar tratando de averiguar por qué estaban asustados los vecinos. De todos modos quería una explicación de por qué la cama estaba respirando. Es porque después de que Marcelo fuera asesinado por su hermano asfixiado en la cama, su alma estaba atrapada en la cama, tratando de dar vida.

Related posts:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *