Leyenda de El monstruo del armario

 

el-monstruo-del-armario

El monstruo en el armario es un clásico para los niños pequeños. Todos en algún momento piensan que hay alguien escondido en este lugar y que los va a asustar. Con los años los niños crecen y dejan el miedo por el armario, pero esto no quiere decir que ya no haya monstruos.

En una noche oscura y lluviosa, un niño se encontraba escondido entre las sabanas gritando por sus padres. Estos fueron corriendo a ver qué tenía su pequeño, para terminar descubriendo que el niño tenía miedo de lo que había en su armario.

Los padres se miraron y rieron, encendieron la luz, abrieron el armario y le mostraron a su pequeño que no había nada. Luego apagaron la luz, le dieron un beso en la frente al pequeño y le dijeron que estuviera tranquilo.

Los padres se fueron a la cama, pero luego volvieron a escuchar los gritos del pequeño. Fueron al cuarto y se dieron cuenta de que estaba pasando lo mismo, el niño tenía miedo de lo que había en el armario.

El padre decidió darle una lección al niño de que no había nada en el cuarto y le dijo que él se fuera a dormir con mamá y él se quedaría en el cuarto, demostrado que no había nada.

El niño aceptó, no sin antes advertirle a su papá sobre el monstruo que salía cuando todos se iban. El padre no escuchó mucho y se dispuso a dormir, lo cual funcionó hasta pasada una hora, cuando escuchó un ruido proveniente del armario.

El hombre ignoró el ruido, pero éste se hizo más grande. De un momento a otro la puerta se fue abriendo y se asomó lo que parecía una cara siniestra y sonriente de un ser aterrador. El hombre gritó y salió corriendo del cuarto y la casa, no sin antes tomar a su esposa y a su pequeño para no volver.

Mientras se iban, se podía ver una sombra saludar desde la ventana del cuarto del niño.

Related posts:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *