Leyenda de El monstruo de La Laguna

 

leyenda de El monstruo de La Laguna

Erase una vez, en un pequeño pueblo recóndito, la leyenda del monstruo de La Laguna, que es de la siguiente manera: quien se acercara a La Laguna después de la media noche, y se atreviera a adentrarse en sus aguas, sobre todo en tiempos de luna llena, sería convertido en una criatura horrenda, que más nunca volvería a ser igual.

Dicen los cuentos de camino, narrados por los ancianos del pueblo, que una noche precisamente, de luna llena, un grupo de niños desobedientes y curiosos decidieron desobedecer a sus padres, e ir a bañarse en La Laguna. Desde esa noche la historia de este pueblo no volvió a ser la misma, de una entidad tranquila en la cual no se corría ningún tipo de peligro.

Los niños llegan a La Laguna, comienzan a bañarse en ella, y de repente cuando se encuentran más tranquilos y confiados, el agua se pone brusca y bravía, se empiezan a oír unos ruidos extraños como rugidos que provienen de las aguas internas de la misma, es ahí cuando entonces los pequeños hacen silencio, una fracción de segundo se miran unos a otros con la expresión del terror en sus caras y recuerdan la advertencia de sus padres.

Es allí en ese instante minúsculo cuando comienzan, a nadar queriendo salir del agua, pero hay una fuerza que se los impide, haciendo que cada uno de sus esfuerzos resultaran inútiles, comienzan a gritar en busca de ayuda, pero de pronto ya es demasiado tarde, y hay un silencio sepulcral que inunda todo a su paso.

Al día siguiente los padres notan y denuncian la desaparición de sus hijos, siendo evidente su desaparición, comienzan la búsqueda, no hay rastro alguno de los niños, solo sus ropas flotan en las aguas de La Laguna y así nace esta leyenda.

Related posts:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *